lunes, 13 de junio de 2011

horizonte



Un horizonte no se puede cazar con lazo , ni con lanzas . Ni siquiera con arco y flechas . Y tampoco con rifle de mira telescópica .
La serena línea del horizonte queda atrapada , desvanecida en medio del todo en que se amalgaman cielo y tierra , solo si se la caza con el arma más asombrosa que se conoce .
Con la mirada .

10 comentarios:

aina dijo...

Me gustan mucho las fotos espaciosas, en las que salen personas, en blanco y negro...así que no puedo estar más encantada con tu elección. Además ésta es atemporal y refleja serenidad. Podría pasar toda una tarde mirándola y descubriría miles de detalles. Me llama la atención, entre toda ella, la señora mirando al mar, allí a lo lejos, quisiera saber en qué piensa en estos momentos.

Vicky dijo...

Y la mirada acompaña al pensamiento.
No se puede cazar el horizonte con lanza, ni lazo, ni arco ni flechas... cuando unos ojos te miran pueden cazar tu alma dejártela presa en unos profundos sentimientos imaginando la belleza que porta ese maravilloso horizonte.

Precioso y a la vez muy sentido.
La mirada es el espejo de las almas y a la vez la mas nata cazadora de hermosos horizontes. ; )

40añera dijo...

Me gusta mucho la foto es de esas para atrapar con ese arma potente y maravillosa que es una mirada
Besos y buena semana

estoeslomio dijo...

cazador?mmm...más bien siempre me he sentido presa, pero supongo que todo depende de los ojos que miren.
Una manera genial para empezar los lunes :D

40añera dijo...

Hola de nuevo te he dejado un premio en blog de esos que se dan entre bloguer si lo quereres es tuyo y allí te espera
Un beso

raindrop dijo...

Hola, 40añera!

Te agradezco el detalle de todo corazón. Es una muestra de cariño que tengo muy en cuenta.
En mi otro blog, comento algo acerca de los premios recibidos, en este post.
No sigo las cadenas, pero eso no quiere decir que no valore el cariño de cuantos participáis y me acompañáis en estas experiencias blogueras.
Una vez más: muchísimas gracias :D

besos

María dijo...

Se me ocurren un montón de historias con esta imagen. La señora mirando el horizonte.

Hay una hora que procuro no perderme frente al mar, es esa hora que el cielo y el mar se unen en colores y se pierde el horizonte. Es un momento mágico, esos colores me flipan.
Besos

mercebarreiro dijo...

En mi intimidad busco,en mi soledad busco,en mis sueños busco y siempre encuentro en él la serenidad.Mirando hacia el horizonte,ese es mi paisaje preferido.En verano cuando voy a Corrubedo,me siento en las rocas del faro y es allí donde encuentro lo que calma mi ansiedad,en su abrigo,en su aroma,en su sonido.... Abrazada a mi hija y viendo el reflejo del agua en su mirada.

Blanka dijo...

Los pensamientos se pierden en la mirada, y algunas miradas en los horizontes.
Saludo

pseudosocióloga dijo...

¿en solitario o en compañía?